Luisa Jacinto inaugura "the smell of the shadow" na Galeria Silvestre

[...] Casi siempre – si no siempre- las obras de Luísa Jacinto – ¡y el modo en que se expanden en las pequeñas dimensiones! – están en el mundo (de dichas obras) igual que el corazón se encuentra en el organismo. Casi siempre permitiendo una especie de ensayo pictórico – uno muy simple, con una o dos figuras – para brotar, reiteradamente, con la llegada de alguien que intenta y falla y titubea y recoge el silencio en el color del escaso espacio en el que él o ella está inserto (como un personaje sobre el escenario). Alguien que se encuentra en la aventura de otro y se mantiene en el error, y cayendo, perdiendo las palabras adecuadas sobre lo que realmente queremos y también, probablemente, sobre aquellos a los que amamos.

[...] La figuración de Luísa Jacinto constantemente dice: “Somos de este mundo, pero en este mundo nos sentimos extranjeros entre extranjeros”. Y, no obstante, gravita, casi siempre, sobre una aparente serenidad.

[...] Sus personajes, mucho más reales que idealizados, crecen alrededor de una paradoja: la posibilidad de lo imposible. (...) Y aun así, el objeto pintado es aparentemente inmóvil. Además todas estas figuras que están allí y aquí, por la experiencia de lo imposible, crean un encanto preciso que va (mucho) más allá del arte: de la ética, de la ley, de la política, de la responsabilidad, de la decisión. [...]”

João Miguel Fernandes Jorge

One Always Fails to Speak of What One Loves

En el catálogo “A single day is enough”, Museu Carlos Machado 2012.